Técnicas de escritura de Brandon Sanderson

brandon sanderson
Brandon Sanderson

Brandon Sanderson es uno de los autores de fantasía más relevantes de la actualidad, se trata del creador de sagas como Nacidos de la Bruma o El Archivo de las Tormentas. Su principal diferencia con otros referentes del género, por ejemplo George R.R. Martin o Patrick Rothfuss, es la rapidez con la que es capaz de terminar sus libros. Aunque él mismo no se considera un escritor rápido sino constante. En el siguiente artículo os contaré las principales técnicas de escrituras que emplea Brandon Sanderson para terminar sus libros, quizás os sirvan para aplicarlas en vuestros proyectos.

Ser constante

El mejor consejo que existe para convertirte en escritor es que escribas. Es obvio pero a la hora de la verdad utilizamos cualquier pretexto para procrastinar. No importa que truene o tiemble el suelo, tu culo debe permanecer pegado en la silla sin distracciones. Brandon Sanderson trata de escribir cada día entre 2.500 y 3.000 palabras, aunque se toma los fines de semana como descanso. Utiliza un excel para llevar un registro, comprobar su progreso y calcular el tiempo que falta para terminar cada una de sus obras. Eso sí, si algún día no es capaz de llegar al cupo de palabras no hay problemas, no se impone un castigo, simplemente apunta lo que ha trabajado y mañana será otro día.

Para Sanderson, escribir tanto hace que entre en lo que denomina como «la zona», un estado de escribir inconscientemente, por inercia, donde es capaz de trabajar sacando el potencial oculto que lleva dentro. Este método de escribir se desarrolla cuando ya estamos tan acostumbrados a escribir que al ponernos a ello lo hacemos de forma automática, sin tener que pensar a cada línea para que quede perfecto. Es como si nuestra imaginación tomara el control sin necesidad de razonar.

Aunque 2.500 palabras al día puede ser un objetivo abrumador para escritores novatos. Lo ideal es que cada uno busque su límite, 500 palabras pueden ser un número ideal para comenzar.

La necesidad de revisiones y esquemas

Brandon Sanderson deja claro que existe una gran diferencia entre el primer manuscrito de cualquiera de sus libros y la versión final que termina publicándose. Declara la importancia de terminar el primer manuscrito para trabajar en revisiones que darán lugar a la versión final de la obra. Se declara como escritor mapa, es decir, prepara un esquema que él denomina sinopsis detallada con todo lo que quiere contar en el libro. Dicha sinopsis cuenta con una décima parte del total de la obra.

Aunque otros autores de éxito como Stephen King escriben a partir de una premisa, escritor brújula, a Sanderson le ayuda mucho partir de una estructura con el final para hilvanar las tramas y sucesos que van sucediendo en la historia. Hacer un esquema sirve como guía para ayudarnos con la estructura de la historia. Una herramienta muy útil para hacer esquemas narrativos es la escaleta.

Los borradores de Brandon Sanderson

El autor confirma que cada libro suyo requiere de como mínimo cuatro versiones de borrador antes de ser publicando. La secuela de Escuadron tuvo hasta 14 borradores porque una subtrama no funcionaba.

El primer borrador es un texto ilegible, se trata de un texto recién escrito sin las ediciones realizadas por el propio autor. Sanderson escribe los arcos argumentales de todos los personajes por separado. A partir de este borrador trabajara con correcciones, añadiendo o quitando escenas si así lo requiere la historia para ganar sentido.

El segundo borrador mantiene un buen equilibrio entre sus escenas. Ya tiene el ritmo y la estructura adecuada. Es una versión para enviar a su editor. Este texto será revisado por lectores alpha, profesionales de la editorial que buscarán fallos.

El tercer borrador se realiza a partir de las sugerencias de los profesionales, cuenta con un mayor pulido y suele eliminar un 10% de contenido innecesario. El texto está listo para enviar a los lectores beta que esta vez son fanes de la saga.

El cuarto borrador sería la versión lista para publicar, con algunos cambios sugeridos por los betas. Si la respuesta de estos es excesivamente negativa entonces volvería a reescribir las partes del texto que no funcionan, por lo que volvería a pasos anteriores.

Brandon Sanderson hace especial hincapié en una cuestión, avisa a los lectores nóveles que no cometan el grandísimo error de comparar su primer borrador con una versión publicada de sus autores favoritos. Nadie es tan bueno para conseguir dicha calidad de una sentada.

Los escritores profesionales cuentan con un equipo que les ayudan a pulir los textos y los borradores son reescritos una y otra vez hasta conseguir el resultado deseado. Sanderson también afirma que los cinco primeros libros de cualquier autor suelen ser mediocres necesitan experiencia para dominar la escritura.

Si eres un escritor novel que andas un poco perdido con tus proyectos literarios, te recomiendo Cómo escribir un libro: guía básica de narrativa. Se trata de un manual con todo lo que he aprendido en los últimos años sobre estructuras, recursos y demás herramientas para desarrollar una historia a partir de una idea.

como escribir un libro

Philip K Dick – Vivir en una simulación

philip k dick simulacion
El propio Philip K Dick pensaba que vivía dentro de una simulación

Mi primera experiencia con Philip K Dick la tuve de forma indirecta, ni siquiera fui consciente de su existencia hasta muchos años después. Ocurrió durante aquella etapa tan difusa en mi memoria entre la niñez y adolescencia, recuerdo disfrutar de la película Desafío Total en televisión. El protagonista visita una empresa donde implantan recuerdos para poder vivir una experiencia como agente secreto en Marte, hace un viaje ficticio que le resultaría imposible de costear en la realidad. El resultado es una aventura que pone en duda si es un recuerdo falso o si realmente era un agente secreto al que le implantaron recuerdos para hacerle creer que es una persona normal. La película está inspirada en el relato de Dick “Podemos recordarlo todo por usted”.

Este es uno de los temas más recurrentes dentro de las novelas y relatos de Dick. Personajes que cuestionan su realidad, personajes que viven con sus mentes atrapadas en una simulación donde hay una fina capa entre lo real y lo ficticio. Son historias que tratan de confundir al lector sobre lo que es verdadero. El propio Philip K Dick declaró en una convención de ciencia ficción que creía vivir en una simulación, que era capaz de verse a sí mismo en diferentes presentes de otras realidades. Una consecuencia de sus problemas psicológicos sumado a su adicción a las drogas.

El primer libro que leí del autor es Ojo en el cielo, una de sus novelas más desconocidas donde un grupo de personajes sufren un accidente durante un experimento militar. Como resultado los personajes se encuentran en un mundo a priori real pero con reglas distintas a las que recordaban. Descubren que el accidente los ha trasladado a una realidad que es fruto de las mentes de los accidentados. La trama los conduce a distintos mundos donde los miedos y valores de cada personaje condicionan las normas establecidas, mundos donde uno de los personajes se convierte en un dios.

La paranoia de Dick sobre una falsa realidad le viene de su infancia, un periodo que comparte con su inseparable hermana gemela Jane, la cual se convierte en una de las personas más influyentes para él. Aunque la realidad es que su hermana murió seis semanas después de nacer. El joven Philip contó con una infancia tan solitaria que complementó con una amiga imaginaria tras escuchar continuamente la historia de su hermana fallecida.

Las personas tenemos una visión de la realidad basada en nuestras experiencias, en nuestros recuerdos, pero qué pasaría si la tecnología pudiera introducir nuevos recuerdos felices o eliminar momentos traumáticos. Así surgió la idea de “Podemos recordarlo todo por usted”. El autor explora el impacto de la tecnología en la consciencia del hombre aunque siempre con una visión oscura donde abunda la suciedad, corrupción y desintegración.

La imaginación de Philip K Dick junto a sus síntomas de esquizofrenia y el consumo de drogas le ayudan a predecir un futuro donde la ciencia cambia la percepción de lo que es real.

Su obra más reconocida ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de la que ya hablé anteriormente en el blog, pone en cuestión qué significa ser humano. En un mundo donde la tecnología es tan avanzada que es casi imposible diferenciar un ser humano de un androide la empatía es la única forma de demostrar humanidad, convirtiendo las actividades empáticas como cuidar animales domésticos en una obsesión por ganar reconocimiento social. La propia obra trata de confundir al protagonista sobre si es realmente un androide o un humano.

Para muchos la obra más célebre del autor es Ubik, aunque después de leerla he de decir que me cautivó como presenta su mundo pero se diluye por la obsesión de llevarnos a un mundo falso. El problema no es introducirnos nuevamente a una simulación sino hacerlo de forma tan similar como en obras anteriores, como Ojo en el cielo.

Philip K Dick es un visionario con una mente única para construir mundos pero sus obras pecan de no saber hacia dónde van. Las resoluciones de sus obras son mediocres, al menos en general. Él mismo reconocía utilizar el I-ching, un método de adivinación chino, para conducir las tramas de sus novelas. Esto implicaba que cada vez que tenía problemas para resolver la historia hacía uso del azar. Si el autor se topaba con un pronóstico convincente la historia continuaba por dicha senda.

Este método de escribir, de adivinar diferentes posibilidades para un mismo conflicto, derivó como una idea temprana de los multiversos. A raíz de este método desarrolló la novela El hombre en el castillo, aunque esta es una historia de la que no puedo hablaros al tener pendiente su lectura.

Cómo escribir escenas de acción para seducir a los lectores

como escribir escenas de accion
Toma el control al escribir escenas de acción

Las escenas de acción son situaciones esenciales para las historias de aventuras, fantasía o ciencia ficción. Una serie de conflictos continuos que generan una emoción creciente. Pero se trata de algo más que una pelea o una persecución, son encuentros inesperados o no que los protagonistas deben resolver y a veces traen consecuencias nefastas que cambian radicalmente el rumbo de la trama. Aprender cómo escribir escenas de acción es fundamental para generar tensión en el lector, captando su interés, para que siga leyendo y conozca qué sucederá a continuación.

Os cuento algunos consejos para escribir escenas de acción y las características más importantes que debéis tener en cuenta. Una manera de trabajar las escenas de acción es plantear su propia introducción, nudo y desenlace, con los preparativos, acción y consecuencias.

Saltarse la acción

Sí, habéis leído bien. Una de las técnicas para presentar una escena de acción es saltársela. No lo digo yo, es un recurso que utilizan los escritores de éxito. Recuerdo hace algunos años cuando leí Juego de Tronos, los libro de Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martín, que encontré momentos de acción que directamente se obviaban. Canción de Hielo y Fuego utiliza en numerosas ocasiones dicho recurso, principalmente en batallas importantes que viven los personajes donde no recae el punto de vista del narrador.

La acción puede saltarse siempre que el conflicto sea irrelevante para la historia. Los lectores se llevarían las manos a la cabeza si el autor omite el esperado enfrentamiento final contra el villano. Saltaremos las escenas de acción cuando lo importante del conflicto sean sus consecuencias. Porque lo verdaderamente importante de una escena de acción es cómo llegamos a ellas y sobretodo los cambios que traen.

Lo que ocurre antes

Las escenas de acción no suceden por arte de magia. Son fruto de las decisiones de los personajes o por los intereses de terceros. A veces incluso son causa de desastres naturales, como un terremoto o una inundación, o casualidades pero siempre las dotaremos de sentido. Es importante mostrar la situación que conduce a la acción y describir la escena momentos antes de comenzar. También aclaramos lo que está en juego.

Lo que ocurre antes a veces es como la calma que precede a la tormenta. Los personajes pueden mostrar sus sentimientos de duda o preocupación. Es el momento de los conflictos internos, de enseñar la tensión entre los protagonistas y planificar como resolverán el conflicto, aunque a veces se trunquen los planes. Lo que ocurre antes también es la descripción de los instantes previos a la acción.

Las consecuencias

Quizás la característica más importante de una escena de acción, las consecuencias que provoca. A priori puede parecer que la acción son solo momentos espectaculares para dejar a todos con la boca abierta pero una escena de acción tras otra sin sentido aburre. Cada escena de acción que suceda debería implicar cambios en la historia, en los personajes o en el objetivo de estos. Podemos hacer que algún personaje acabe herido, complicando los sucesos venideros, alguien muere, pierdan un objeto fundamental, se enteren de que alguien anda tras ellos o cualquier otra cosa que se nos ocurra.

Las escenas de acción podemos usarlas para dar giros inesperados en la trama. Son detonantes para conducir a los personajes a nuevos rumbos inesperados. También sirven para justificar la evolución de los personajes durante la historia.

Cómo escribir una escena de acción

Una vez que comencemos a escribir las escenas de acción debemos tener claro algunas cuestiones. Para empezar se acabaron los momentos de reflexión o conflictos internos de los personajes. Las descripciones de acción tienen que ser claras y concisas. Las frases cortas son ideales para acelerar el ritmo de la acción. Para atrapar al lector y que continúe leyendo. También es preferible utilizar verbos frente a los adjetivos. Los verbos generan dinamismo mientras que los adjetivos detienen el movimiento.

Con frases cortas y verbos forzamos la tensión del lector para continuar leyendo pero limitará su razonamiento. La acción requiere claridad y precisión. Olvidemos las metáforas con florituras o reflexiones que podrían confundir al lector que solo quiere saber qué ocurrirá a continuación. Ya perdimos tiempo en lo que ocurre antes para describir y poner en situación al lector.

Por último hay que tener cuidado con no alargar demasiado la acción y frenar progresivamente la escena. La acción continua cansará y un corte brusco sería confuso.

Evitar un Deus Ex Machina

Una última recomendación es no resolver la escena de forma mágica. Si no sabéis lo que es Deus Ex Machina os invito a leer un artículo donde hablo sobre él. En resumen, para solucionar conflictos debemos utilizar métodos y habilidades que hayamos presentado previamente para no engañar al lector. Si los personajes tienen habilidades o herramientas con las que resolverán las escenas de acción deben ser conocidas con anterioridad.

Las escenas de acción deben dosificarse en su justa medida, muchas o pocas conseguirán el efecto contrario que deseamos. Aprenderéis a dosificar los conflictos trabajando y escribiendo mucho. Espero que este artículo os sirva para escribir escenas de acción. Si contáis con alguna duda tenéis disponible los comentarios y seguidme en redes sociales para .

Cómo evolucionar a los personajes dentro de tu historia: eneagramas

eneagramas personajes
La estrella de eneagramas nos indica el rumbo de la evolución de los personajes

Desarrollar buenos personajes es fundamental para atrapar a los lectores con nuestra historia, sus decisiones e identidades marcarán el rumbo de la trama y los conflictos a los que se enfrentarán durante el camino. Las características de los personajes no son inamovibles, deberían evolucionar durante la trama, su crecimiento a lo largo de la aventura les proporcionará profundidad y les hará cambiar de objetivos. Los cambios de mentalidad, de valores o actitudes los dotarán de mayor realismo para atrapar el interés de los lectores.

La evolución de un personaje a lo largo de una historia puede ser positiva o negativa, una persona crédula empezará a desconfiar de todo el mundo si debido a su inocencia se aprovechan de ella de forma reiterada. Hay que tener en cuenta que la evolución no será radical, será acorde a su identidad original y los eventos que viva. Para trabajar la evolución de los personajes os hablaré de los eneagramas.

¿Qué es un eneagrama?

Un eneagrama es una herramienta psicológica que define las características que predominan en la identidad de una persona. Es el resultado de un test donde indica la personalidad que tiene una persona dependiendo sus vertientes emocionales, mentales e instintivas. Más allá de la veracidad de estos test dentro del campo de la narrativa nos pueden servir para establecer las características de los personajes en nuestras historias. Existen 9 tipos de perfiles diferentes según predominen ira, orgullo, lujuria, gula, envidia, pereza, miedo o vanidad.

Tipos de eneagramas

1. El reformador

Se trata de una persona que cuenta con unos principios éticos bastante arraigados. Sus creencias son capaces de diferenciar perfectamente el bien y el mal. No implica que estén en lo correcto sino que tienen claro su sentido del bien. Se esfuerzan por mejorar el mundo que les rodea, bien sea con acciones que ayuden o impartiendo sus creencias a los demás. Son perfeccionistas, críticos e impacientes. Guardan sentimientos reprimidos de rabia en su orientación negativa. En su mejor faceta son sabios, nobles y heroicos. Pueden ser maestros capaces de abrir los ojos a sus alumnos o cruzados que luchan en nombre de la justicia.

2. El ayudador

Cuentan con una personalidad que se interesa por los demás, son sinceros, bondadosos y complacientes. Se preocupan por que los tengan en alta estima, para ello suelen regalar obsequios o realizan favores para sentirse útiles o generar confianza. En general disponen de problemas para reconocer sus propios problemas y cuidar de ellos mismos. En su mejor faceta son altruistas y generosos que cuentan con amor incondicional de los que les rodean y con ellos mismos.

3. El triunfador

Son aquellos que tienen el éxito como estilo de vida, personas seguras de sí mismas con capacidad de seducir a los demás con su atractivo o encanto. Cuentan con grandes energías, son competentes y ambiciosas. Suelen preocuparse en gran medida de su imagen, tanto física como moral, además de ser conscientes de su estatus. Pueden tener problemas de adicción al trabajo y de competitividad para destacar sobre sus compañeros. En su mejor faceta se aceptan tal y como son, son auténticos y modelos ejemplares que inspiran a otros.

4. El individualista

Es alguien soñador e introspectivo. Son conscientes de sí, sensibles y reservados. Pueden ser caprichosos y tímidos. A pesar de ser personas muy emocionales ocultan sus sentimientos a los demás al sentirse vulnerables e inferiores, también pueden mostrar indiferencia a los demás y a sus estilos de vida corriente. En su mejor faceta son personas creativas llenas de inspiración, capaces de evolucionar con las nuevas experiencias.

5. El investigador

Se trata de personas impulsivas y racionales, cuentan con gran curiosidad y perspicacia para centrar su atención en desarrollar nuevas ideas y desentrañar problemas complejos. Son independientes y pueden obsesionarse con sus propios pensamientos o proyectos imaginarios. No les gusta comprometerse fácilmente. En general presentan problemas de nerviosismo, aislamiento y excentricidad. En su mejor faceta son grandes pioneros con sus proyectos y están en la vanguardia al ser capaces de innovar con sus ideas.

6. El leal

Una personalidad comprometida y que desprende seguridad. Se trata de personas en las que podemos confiar, muy eficaces en trabajos que requieran gran responsabilidad. También pueden presentar actitudes defensivas al ser evasivas y nerviosas, pueden trabajar hasta el estrés. A veces son cautos e indecisas, sus acciones suelen ser reactivas, desafiantes y rebeldes. Cuentan con problemas de inseguridad y desconfianza. En su mejor faceta presentan gran estabilidad interior, son seguros de sí e independientes. Dan su apoyo a los más débiles y necesitados.

7. El entusiasta

Se trata de personas productivas y atareadas, son versátiles, con gran optimismo y presentan de forma espontánea ideas prácticas. Al tener una actitud juguetona y animada presentan facetas de desorganizados e indisciplinados por tratar de abarcar en exceso. Siempre buscan nuevas experiencias que los estimulen, pero tanta actividad los agota. En su mejor faceta son alegres, capacitados y muy agradecidos, siempre realizando tareas dignas.

8. El desafiador

Se trata de alguien autoritario y poderoso, son personas fuertes, muy seguras y capaces de imponerse ante los demás. Son protectoras, decididas y con ingenio, aunque también cuentan con orgullo. Piensan que deberían estar al mando del entorno y por eso suelen intimidar y retar. Con tanta intimidación pueden tener problemas con el resto de personas. En su mejor faceta usan su potencial para mejorar el estado de los demás, siendo grandiosos, buenos y presentando actitudes heroicas.

9. El pacificador

Se trata de personas humildes y acomodadas. Suelen ser confiados, bondadosos y conformistas con las situaciones que se les presentan. Ofreces su apoyo y soportan situaciones intolerables de algunas personas para que se mantenga la paz. Desean que todo funcione sin problemas, sin conflictos, por lo que a veces se acomodan para minimizar los cambios impredecibles. Suelen presentar problemas de pasividad y son testarudos. En su mejor faceta son incorruptibles y capaces de unir a su entorno para solucionar grandes problemas y conflictos.

Cómo utilizar los eneagramas con nuestros personajes

Los diferentes eneagramas cuentan con su propio número. Si nos fijamos en la imagen que acompaña el artículo los tipos de eneagramas se relacionan con las aristas de la estrella, un personaje puede cambiar con el paso del tiempo, al sufrir diferentes experiencias. La estrella de los enegramas sirve para saber hacia la nueva personalidad donde se mueven los distintos personajes. Por ejemplo, un personaje reformador con un sentido muy arraigado de la justicia puede volverse un individualista al ver que las personas que le rodean hacen caso omiso a sus advertencias sobre el mal de sus acciones, pasando a preocuparse por sí mismo antes que por el bien común. Otro ejemplo está en los propios tipos de eneagramas donde hablo de problemas que pueden presentar y su mejor faceta. La clave está en establecer una coherencia en la evolución de los personajes para que el lector sienta los cambios como un efecto natural y verdadero.

El Imperio Final de Brandon Sanderson

el imperio final

El Imperio Final es el primer libro de la saga Nacidos de la Bruma de Brandon Sanderson, una historia que nos transporta a un mundo donde llueve ceniza y las brumas se adueñan de la región durante las noches. Según dicen las malas lenguas quien se atreva a atravesar la niebla sufrirá graves consecuencias. Brandon Sanderson se aleja de la fórmula de épica medieval, hechicería y espada, que tan popular se hizo dentro del género fantástico cuando Tolkien asentó las bases con El Señor de los Anillos.

En el universo de El Imperio Final, en Nacidos de la Bruma, existen unos poderes mágicos basados en los metales, las alomancias. Ya hice un artículo hablando sobre las alomancias, a modo de resumen os diré que son habilidades muy diversas como empujar o atraer objetos metálicos, ganar fuerza o mejorar los sentidos entre otras tantas. Las personas capaces de utilizar todas las alomancias se denominan Nacidos de la Bruma, los cuales disponen de grandes habilidades de combate y suelen trabajar como asesinos y guardaespaldas.

El Lord Legislador es el gobernador de El Imperio Final, una deidad que lleva más de mil años oprimiendo a la sociedad. A pesar de sus políticas típicas de un tirano en el pasado fue el héroe que salvó al mundo de la oscuridad.

La historia de El Imperio Final

kelsier el imperio final
Kelsier, El Imperio Final

La trama nos presenta a Kelsier, un skaa, un plebeyo capaz de utilizar todos los tipos de alomancias, un Nacido de la Bruma. Cuenta con un plan para liberar a la sociedad de la tiranía del Lord Legislador, ha reunido a un grupo de embaucadores y ladrones capaces de seguirlo en una empresa tan alocada como impensable. Tratará que sean los propios skaa quienes se revelen contra el gobierno mediante una revolución y se guarda un As en la manga con el que vencer al todo poderoso Lord Legislador.

Por otro lado, Vin es una joven skaa que sobrevive intentando pasar desapercibida entre una pequeña banda de delincuentes. Vive atormentada por el recuerdo de las frases desalentadoras de su hermano desaparecido, su mente se encarga de sacar el lado negativo de toda situación que se le presenta. Pero Vin dispone de un don, puede utilizar un poder que ella misma es incapaz de comprender, puede utilizar alomancias. Cuando Kelsier se cruza con Vin se da cuenta de sus habilidades y se encargará de adiestrarla, de transformarla en una verdadera nacida de la bruma. De hecho, Vin toma mayor protagonismo que Kelsier conforme avanza la historia, al tomar más importancia con el paso del tiempo.

El conflicto entre el bien y el mal

vin el imperio final
Vin, El Imperio Final

El Imperio Final nos trasmite la lucha de unos personajes rebeldes para liberar a la sociedad de un gobierno tirano, una historia donde las fuerzas del bien quieren derrocar la figura del mal. Aunque esta lucha se aleja del arquetipo del bien y mal absoluto. No todo es blanco o negro. Kelsier no es un justiciero que se mueva por el altruismo, su verdadera meta es la venganza por la pérdida de un ser querido. Kelsier ve a la nobleza y al Lord Legislador como seres viles y despreciables a los que hay que eliminar a toda costa y sin excepciones. No piensa perdonarlos.

Vin, en cambio, presenta el conflicto desde otra perspectiva. Se convierte en la espía del equipo infiltrándose en fiestas celebradas por la nobleza para tratar de sonsacar información relevante y propagar rumores falsos que beneficien a su grupo. Vin descubre que entre los nobles también existen personas dignas, llegando incluso a conocer el amor entre ellos. Vin nos cuenta que el bien y el mal no son sinónimo de skaa y nobleza, poniendo sobre el tablero de juego una lucha más compleja de lo que parece.

El Imperio Final es la prueba de que existe fantasía más allá de las reglas establecidas por Tolkien, Brandon Sanderson nos introduce a un mundo con sus propias reglas y sistema de magia. Un libro que no debe perderse todo amante del género, lleno de detalles y sorpresas que descubriremos a lo largo de toda la saga de Nacidos de la Bruma.

Mito del budismo: ¿por qué Sekiro es tan difícil?

mito del budismo sekiro dificil
¿Por qué Sekiro es difícil? La respuesta está en la metáfora del budismo

Sekiro es el último videojuego de From Software, los creadores de Dark Souls, un título que ha creado asperezas entre los jugadores y derramado ríos de sangre por parte de la prensa especializada, influencers y fans del título. Ha surgido una polémica alrededor de su dificultad cuestionando si necesita de un modo fácil u otras opciones de asistencia para que todo el mundo pueda disfrutar de Sekiro sin atascarse.

Yo seré claro y no entraré en el debate defendiendo mi postura y atacando los argumentos de los que piensen distinto. Pienso que no necesita un modo fácil a pesar de que mientras lo jugaba me ha parecido muchísimo más duro que cualquier otro Souls. De hecho, Sekiro requiere de tanta dificultad por el mito que representa, por la cultura que trata de transmitir con su ambientación, historia y dificultad. Os voy a hablar sobre el mito del budismo.

Sekiro se ambienta en un ficticio Japón feudal que mezcla la realidad con el mundo del folclore. Visitaremos castillos y templos japoneses, nos enfrentaremos contra samuráis, shinobis y mercenarios pero también encontraremos lugares fabulosos donde moran fantasmas, criaturas mitológicas e incluso demonios.

Otro elemento muy importante que muestra el juego es el budismo, los escenarios están inundados de figuras de buda, en paisajes y templos, también encontramos numerosos monjes entre los que se encuentran algunos que han alcanzado la inmortalidad mediante técnicas corruptas y más sencillas, que les ha conducido a una senda distinta a la marcada por su religión. La inmortalidad es un elemento presente en muchos personajes de Sekiro, un estado que disfrutan o sufren diferentes aliados, enemigos y el propio protagonista.

Para entender el simbolismo, la metáfora que relaciona la dificultad con el propio budismo tenemos que indagar en los mitos. Los mitos son historias empleadas por nuestros antepasados, metáforas para comprender el mundo que les rodeaba y enfrentarse a las dificultades de su tiempo. Los mitos nos hacen estar en comunión con lo que nos rodea, ser uno con la naturaleza. Los mitos se utilizaban a veces como ritos para introducir lo divino dentro de nosotros, tratar de ser uno con los dioses durante las diferentes etapas de nuestras vidas.

Los ritos introducen al hombre a las nuevas etapas que encontrará en su vida, como la madurez, la caza, el matrimonio, la muerte. Cuando estos rituales y símbolos dejan de interpretarse como metáforas y se predican al pie de la letra nacen las religiones. Cuando la ciencia da respuestas a los mitos, estos se olvidan o se convierten en cuentos, los rituales se abandonan y las personas deben valerse por sí mismas para dar respuestas a las nuevas etapas que sufren durante sus vidas.

No existe mito alguno que hable sobre una vida sin sufrimiento. Una de las frases más celebres de Buda es “La vida es sufrimiento”, declaraba que solo existe una salida para el dolor, alcanzar el Nirvana. A diferencia de otras religiones dominantes, que buscan llegar a un lugar que nos libere como el cielo o el paraíso, el budismo trata de alcanzar un estado psicológico que se encuentra en nuestro interior. Un estado que nos libere del deseo y el temor pero manteniendo el sufrimiento. Sekiro requiere que nos desprendamos del deseo y el temor para superarlo.

Cuantas derrotas habremos sufrido durante el juego por el ansia de vencer a un enemigo al borde de la muerte o por miedo a plantarnos frente a ellos, con sangre fría, por terribles que parezcan. La dificultad de Sekiro requiere que el jugador alcance un estado de paz que le haga bailar dentro de un torbellino de ataques mortales.

El mito del budismo habla del bodisatva, el hombre que conoce la inmortalidad igual que Sekiro, al mismo tiempo que participa de forma voluntaria y gozosa en las desgracias del mundo. Esto no solo significa experimentar el sufrimiento, sino además participar con compasión en el sufrimiento ajeno. En el juego la mayoría de personajes que conocemos tienen sus propias desgracias a las que se enfrentan. La compasión sirve para despertar el corazón de su sueño primitivo y animal para volverlo humano. Compasión significa literalmente “sufrir con”. La compasión libera del sufrimiento al reconocer que el sufrimiento es la vida.

Por esta razón Sekiro es tan difícil y no simplemente porque está dirigido a un público elitista en el mundo de los videojuegos. Trata de trasmitir el mito del budismo a los jugadores con la metáfora de su dificultad entre otros símbolos. Para superar el juego debemos adentrarnos en su naturaleza difícil, asimilar el dolor durante los combates, sin ego ni ira, para alcanzar el estado de paz que nos conducirá a la victoria.

Sekiro se vive con sufrimiento, rodeado de los que sufren y nadie se libra de sufrir.