Philip K Dick – Vivir en una simulación

philip k dick simulacion
El propio Philip K Dick pensaba que vivía dentro de una simulación

Mi primera experiencia con Philip K Dick la tuve de forma indirecta, ni siquiera fui consciente de su existencia hasta muchos años después. Ocurrió durante aquella etapa tan difusa en mi memoria entre la niñez y adolescencia, recuerdo disfrutar de la película Desafío Total en televisión. El protagonista visita una empresa donde implantan recuerdos para poder vivir una experiencia como agente secreto en Marte, hace un viaje ficticio que le resultaría imposible de costear en la realidad. El resultado es una aventura que pone en duda si es un recuerdo falso o si realmente era un agente secreto al que le implantaron recuerdos para hacerle creer que es una persona normal. La película está inspirada en el relato de Dick “Podemos recordarlo todo por usted”.

Este es uno de los temas más recurrentes dentro de las novelas y relatos de Dick. Personajes que cuestionan su realidad, personajes que viven con sus mentes atrapadas en una simulación donde hay una fina capa entre lo real y lo ficticio. Son historias que tratan de confundir al lector sobre lo que es verdadero. El propio Philip K Dick declaró en una convención de ciencia ficción que creía vivir en una simulación, que era capaz de verse a sí mismo en diferentes presentes de otras realidades. Una consecuencia de sus problemas psicológicos sumado a su adicción a las drogas.

El primer libro que leí del autor es Ojo en el cielo, una de sus novelas más desconocidas donde un grupo de personajes sufren un accidente durante un experimento militar. Como resultado los personajes se encuentran en un mundo a priori real pero con reglas distintas a las que recordaban. Descubren que el accidente los ha trasladado a una realidad que es fruto de las mentes de los accidentados. La trama los conduce a distintos mundos donde los miedos y valores de cada personaje condicionan las normas establecidas, mundos donde uno de los personajes se convierte en un dios.

La paranoia de Dick sobre una falsa realidad le viene de su infancia, un periodo que comparte con su inseparable hermana gemela Jane, la cual se convierte en una de las personas más influyentes para él. Aunque la realidad es que su hermana murió seis semanas después de nacer. El joven Philip contó con una infancia tan solitaria que complementó con una amiga imaginaria tras escuchar continuamente la historia de su hermana fallecida.

Las personas tenemos una visión de la realidad basada en nuestras experiencias, en nuestros recuerdos, pero qué pasaría si la tecnología pudiera introducir nuevos recuerdos felices o eliminar momentos traumáticos. Así surgió la idea de “Podemos recordarlo todo por usted”. El autor explora el impacto de la tecnología en la consciencia del hombre aunque siempre con una visión oscura donde abunda la suciedad, corrupción y desintegración.

La imaginación de Philip K Dick junto a sus síntomas de esquizofrenia y el consumo de drogas le ayudan a predecir un futuro donde la ciencia cambia la percepción de lo que es real.

Su obra más reconocida ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de la que ya hablé anteriormente en el blog, pone en cuestión qué significa ser humano. En un mundo donde la tecnología es tan avanzada que es casi imposible diferenciar un ser humano de un androide la empatía es la única forma de demostrar humanidad, convirtiendo las actividades empáticas como cuidar animales domésticos en una obsesión por ganar reconocimiento social. La propia obra trata de confundir al protagonista sobre si es realmente un androide o un humano.

Para muchos la obra más célebre del autor es Ubik, aunque después de leerla he de decir que me cautivó como presenta su mundo pero se diluye por la obsesión de llevarnos a un mundo falso. El problema no es introducirnos nuevamente a una simulación sino hacerlo de forma tan similar como en obras anteriores, como Ojo en el cielo.

Philip K Dick es un visionario con una mente única para construir mundos pero sus obras pecan de no saber hacia dónde van. Las resoluciones de sus obras son mediocres, al menos en general. Él mismo reconocía utilizar el I-ching, un método de adivinación chino, para conducir las tramas de sus novelas. Esto implicaba que cada vez que tenía problemas para resolver la historia hacía uso del azar. Si el autor se topaba con un pronóstico convincente la historia continuaba por dicha senda.

Este método de escribir, de adivinar diferentes posibilidades para un mismo conflicto, derivó como una idea temprana de los multiversos. A raíz de este método desarrolló la novela El hombre en el castillo, aunque esta es una historia de la que no puedo hablaros al tener pendiente su lectura.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Sueñan los androides con ovejas electricas
Blade Runner: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? es uno de los libros más memorables de la ciencia ficción. Aunque más que un libro leído, es conocido por su afamada adaptación cinematográfica: Blade Runner. Película odiada y querida a partes iguales.

Su autor, Philip K Dick, escribía bajo los efectos de las anfetaminas. Declaró en alguna ocasión vivir en una realidad producto de una simulación, algo parecido a una experiencia en Matrix. Pero sus problemas mentales no le impidieron convertirse en un escritor reconocido e influir en las películas de ciencia ficción de Hollywood.

Dick se sorprendía del temor de la sociedad a que las inteligencias artificiales fueran capaces de destruir al hombre en el futuro, al ser incapaces de guardar sentimientos, al mismo tiempo el propio hombre era responsable de los crímenes más salvajes jamás imaginados, como los casos de la segunda guerra mundial.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

El libro nos sitúa en un hipotético 1992, el planeta Tierra se encuentra devastado debido a una guerra química. La contaminación deteriora al hombre, tanto física como mentalmente. Muchas especies de animales han perecido, otras se encuentran al borde de la extinción. Los pocos supervivientes sanos de la contaminación han emigrado a Marte, llevando consigo unidades de androides como sirvientes. Llevando androides a modo de esclavos.

Los humanos se han vuelto seguidores de una nueva religión, el mercerismo, donde las doctrinas de un profeta demuestran por medio de la empatía las diferencias entre androides y humanos. Por otro lado, cuidar de animales domésticos se convierte en una especie de reconocimiento social. Los humanos deben tener animales para demostrar empatía y no sufrir el rechazo de sus congéneres.

El agente Rick Deckard

Rick Deckard es un caza recompensas que se encarga de eliminar androides. En el libro no se usa el término Blade Runner, para los cazadores de androides, ni replicantes para los androides. Es algo que surgió en la película. Rick Deckard no es un hombre solitario, la historia comienza despertando junto a su mujer para comenzar un nuevo día. Como buen ciudadano cuenta con su propio animal doméstico, aunque se trata de una oveja eléctrica al no disponer de tanto dinero para una verdadera. Deckard recibe un aviso de seis sospechosos de ser androides. Debe eliminarlos para arreglar su oveja estropeada o para comprar un auténtico animal doméstico.

Los androides cuentan con una fisionomía similar a los verdaderos humanos y sus nuevos procesadores dificultan su reconocimiento. Para descubrir si son humanos o máquinas existe un test que analiza las respuestas y estímulos de una serie de preguntas empáticas. Aunque surge un problema, las personas con deficiencias mentales pueden pasar por robots. El test se pone en entredicho.

Con esta premisa avanza una trama que pone en duda la propia humanidad del hombre. Una paranoia social atrapa a las personas, tratan de parecer humanos frente al resto y a la vez cuestionan la empatía de los demás. ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? cuestiona el temor de las personas a lo desconocido cuando son ellas mismas quienes han perdido la humanidad, dejando que religiones o programas de televisión maratonianos sean quienes establezcan sus ideales. Personas que se preocupan más de cuestionar las vidas ajenas a disfrutar de las suyas.

Puedes comprar el libro en el siguiente enlace para ayudar al blog.

Trilogía de la Fundación: Isaac Asimov

Fundación Asimov
Fundación Asimov

El ser humano siempre ha sentido atracción por las estrellas, por la belleza del cielo nocturno adornado por sus infinitas galaxias. Se han creado miles de mitos y leyendas tratando de dar sentido al espectáculo cósmico. Con el tiempo, el hombre se propuso conquistar el espacio. Primero en la literatura, después de forma literal gracias a los avances científicos.

En la actualidad hemos alcanzado una minúscula fracción de toda la inmensidad del cosmos. La mayoría de conocimientos sobre el universo nos ha llegado por observación. Apenas hemos rozado con sondas o robots los planetas más cercanos. Pero hubo un hombre que soñó un futuro más allá de la conquista del espacio, imaginó el final a la supremacía del hombre en la galaxia. Isaac Asimov nos contó en sus libros el declive de la civilización humana tras colonizar cada una de las estrellas que componen la Vía Láctea.

La trilogía de la Fundación son libros de ciencia ficción escritos por Isaac Asimov. Una obra tan ambiciosa que abarca magnitudes colosales en el tiempo y el espacio. Fundación nos sitúa en el planeta Trántor, núcleo de la galaxia y centro neurálgico del Imperio Galáctico. Estamos ante el culmen de la civilización, con inimaginables avances científicos e intelectuales. Pero la estabilidad no es eterna, todo lo que sube tiende a bajar. El Imperio Galáctico caerá tarde o temprano.

Fundación

Hari Seldon es un prestigioso científico que trabaja con la Psicohistoria. Una nueva rama de las matemáticas capaz de predecir el comportamiento de la sociedad con el estudio de grandes datos como pueden ser influencias, economía, creencias o tecnologías. Los resultados sobre el Imperio Galáctico son poco alentadores, está condenado al fracaso. A pesar del momento de estabilidad y bienestar, la corrupción junto con el estancamiento conducirán a la sociedad a fracturarse. El hombre volverá a la Edad de Piedra. Una decadencia que necesitará unos 30.000 años para volver a la situación actual.

La crisis es próxima, Hari Seldon elabora un plan para reducir el tiempo de regeneración de la sociedad a tan solo 1.000 años. Decide construir dos Fundaciones en los extremos opuestos de la galaxia. La Fundación es una gran enciclopedia galáctica que reúne todos los conocimientos científicos alcanzados hasta el momento. Con la Fundación, Hari Seldon salvaguarda la ciencia pero también planta la semilla para superar una serie de problemas críticos que sufrirá la civilización. La sociedad se volverá bárbara, reinarán nuevas religiones sobre los conocimientos científicos, los planetas serán gobernados por tiranos y perderán el contacto. La propia Fundación influirá en los sistemas cercanos para comenzar la regeneración.

Fundación e Imperio

Conoceremos a diferentes protagonistas mientras el plan de Heri Sheldon se antepone a las diferentes crisis que llegan con el paso de los siglos. Pero se produce un problema que hace temblar el objetivo de la Fundación, un detalle que no podía pronosticar la Psicohistoria. Aparece un mutante.

El Mulo tuerce los planes de Seldon, mermando la regeneración de la civilización. El Mulo es un mutante con poderes extraordinarios, un auténtico monstruo que se apodera de cada sistema que visita. Parece que no existe nadie capaz de hacerle frente. Presenta su propio plan para unificar la galaxia, tratando de apoderarse de la Fundación.

A diferencia de lo que podría parecer, forzar la unificación de la galaxia es contraproducente. Es un medio antinatural de regeneración. Los sistemas no están preparados para ello, el tiempo y la muerte del mutante produciría una incertidumbre imposible de predecir.

Segunda Fundación

Los planes de Heri Seldon han fracasado. El Mulo ha alterado el curso de la Fundación sin que nadie lo tuviera en cuenta. Aunque todavía queda una esperanza, solo ha encontrado una Fundación. Desde la caída del Imperio Galáctico existen rumores de dos Fundaciones pero la Segunda Fundación permanece en secreto. Se convierte en la llave de la regeneración.

La sombra de la Segunda Fundación se esconde en los detalles más inverosímiles. Nuevos personajes vienen y se van, hasta la culminación de una de las obras más grandes de ciencia ficción jamás escrita.

Una trilogía imprescindible para los amantes de la ciencia ficción que nadie se puede perder.

Puedes comprar los libros de la fundación en este enlace y ayudas al blog.