El viaje del héroe: 12 pasos

Anteriormente nos introducimos en el camino del héroe, donde os expliqué sus tres etapas y por qué encontramos los mismos patrones en la mayoría de historias de éxito. Luego conocimos los diferentes personajes que toda historia necesita y sus características. Ahora ha llegado el momento de conocer a fondo en qué consiste el viaje del héroe, saber cuáles son los 12 pasos que comparten las buenas historias. Estos 12 pasos son un desarrollo de las tres etapas del héroe: la Separación, la Iniciación y el Retorno.

Aloy Horizon zero dawn
No nos olvidemos de las heroínas

1. Mundo Ordinario

Antes de que comience la aventura hay que presentar el mundo donde habita el héroe, hacer lo propio con él y la gente que lo rodea. En el mundo ordinario uno se siente cómodo y seguro ante los peligros y problemas desconocidos o externos.

2. La llamada a la aventura

El héroe recibe una señal que le incita a la aventura, llega por medio del heraldo (consulta los personajes). La llamada le empuja a abandonar la comodidad del mundo ordinario, a alejarse de las situaciones cotidianas y embarcarse a la aventura.

En este momento, el héroe comienza a ser consciente de una realidad oculta en el mundo donde vive, cuestiona la verdad que le rodea. Se produce un estado denominado despertar, abre los ojos ante unos asuntos que anteriormente desconocía, como si cayera el velo que cubría la realidad.

3. El rechazo de la llamada

En un primer momento, el héroe es reticente a la llamada debido al miedo que representa abandonar su zona de confort. Pero a partir de este punto el héroe se plantea su futuro. Aceptar es sinónimo de embarcarse a lo desconocido. Rechazar significa que permanecerá en el lugar cómodo, es decir, se resignará a permanecer con el resto de personas corrientes.

4. Ayuda sobrenatural o encuentro con el mentor

El mentor se encuentra con el héroe o este se descubre como tal. Esta figura protectora guía al héroe y transmite algunas enseñanzas para superar los primeros obstáculos que encontrará en su viaje. El mentor puede tratarse de alguien cercano o de algún desconocido que en principio no parezca importante.

Este encuentro, coincidencia o no, surge para ayudar a aceptar la llamada a la aventura o llega tras encontrar el coraje suficiente para iniciar el camino por voluntad propia.

5. El cruce del umbral

Es la frontera entre el mundo conocido del héroe y lo desconocido. Es común que ante el umbral exista un guardián que custodia el acceso a los territorios inexplorados, donde se esconde la oscuridad y otros grandes peligros ocultos.

6. Pruebas, aliados y enemigos

Tras cruzar el umbral, el héroe se encuentra con un mundo nuevo el cual no entiende, no sabe qué hacer. El personaje sufre una muerte metafórica, una crisis profunda al apartarse de su antiguo estilo de vida. Le faltan las referencias de su mundo, sus conocimientos anteriores y sus ideas no le sirven.

Deberá reconocer a sus aliados, a la vez que lidia contra sus enemigos. Aparecen símbolos que solo pueden interpretar aquellos que estén “despiertos”, pues le conducirán a integrarse con las sombras de lo desconocido.

7. Acercamiento

El héroe se sumerge en un estado de autodescubrimiento, aumenta su nivel de consciencia. Se encontrará con el bien y el mal, con la construcción y la destrucción, con el amor y el odio. El héroe deberá comprender que los opuestos forman parte de la misma esencia, componen el todo.

8. Prueba difícil o traumática

El héroe se enfrenta al peor peligro del viaje, una experiencia de vida y muerte, donde encontramos el clímax de la historia. Relucirá el valor principal entorno al que gira toda la trama, si no se descubrió hasta entonces de manera clara. Todas las pruebas anteriores han agotado al héroe hasta alcanzar su límite. Transformará sus ideas, combinará la esencia del bien y el mal en un todo.

9. Recompensa o reconciliación

El héroe asciende, evoluciona, tomando un control completo sobre sí mismo, perdiendo el temor y liberando todo su potencial. Ahora representa una figura de autoridad para los demás, como recompensa de su esfuerzo.

El velo que ocultaba la realidad, que oprimía con su poder el mundo, se elimina. El héroe está listo para recibir aquello por lo que emprendió su aventura.

10. El camino de vuelta

El héroe vuelve al mundo ordinario, donde recibió la llamada y comenzó el viaje. A veces es reticente a volver, debido al contraste entre realidades opuestas por parte del mundo ordinario y el mundo mágico. Teme no sentirse integrado.

11. Resurrección del héroe

Se presenta un nuevo peligro, a la incomprensión de los antiguos compañeros. El héroe no es el mismo, pierde la pureza y se enfanga con lo cotidiano.

Se presenta una nueva prueba a muerte, necesitará todo lo aprendido. Es la meta final de la aventura donde la libertad suprema es el desapego supremo.

12. Vuelta con el elixir

Al superar la última prueba, el héroe pertenece a los dos mundos y es capaz de moverse entre ellos como si de uno solo se tratara. Ya no lucha por sobrevivir, se entrega voluntariamente a lo que el destino le tiene preparado. El héroe se vuelve libre, fluye con el cosmos.

@NeoToki0

El viaje del héroe: los 7 arquetipos o personajes de toda historia

wojtek-fus
Ilustración de Wojtek FUS

Los personajes forman un pilar fundamental en el desarrollo de una novela o película, nos conducen a través de la historia con sus propias acciones. Cada uno de ellos contiene unos arquetipos que definen la función que desempeñará dentro de una obra. Los arquetipos son máscaras, roles de los personajes. La función de un personaje puede cambiar a lo largo de la historia o combinar varias características a la vez.

En el viaje del héroe de Joseph Campbell también se habla sobre los personajes, si no leísteis la introducción sobre su teoría del monomito os invito a conocerla. Unas de las ideas presentadas por Campbell es que toda buena historia incluye a los mismos tipos de personajes. Más concretamente hablamos de 7 tipos de personajes que encontraremos en cada uno de nuestros libros o películas favoritas. Sus arquetipos pueden ser literales o simbólicos, por lo que servirán para cualquier género literario.

El héroe

jun-suemi
Ilustración de Jun Suemi

Es el eje de la trama, toda historia cuenta con un héroe o heroína, alguien común y corriente en un principio para identificarse con la audiencia debido a las circunstancias que sufre, por sus motivaciones y deseos. El héroe empieza con pequeños problemas que debe solventar, luego ganará sabiduría y poder que le conducirán a enfrentarse contra unos conflictos mayores. Es un rol que busca completarse a sí mismo, que recorre el camino para transformarse en héroe. Ejecuta las acciones decisivas de la historia, sacrificando algo valioso para continuar en su travesía.

Es un personaje con virtudes y defectos, demostrará valor en situaciones peligrosas pero también será susceptible a un ataque de ira cuando tenga todo en su contra. El héroe no es perfecto, incluso puede tratarse de un antihéroe que cargue con desgracias y situaciones negativas en sus espaldas, enseñando una visión más oscura y mezquina del mundo.

El heraldo

El heraldo es la llamada del héroe hacia la aventura, es el mensaje, quien anuncia los sucesos venideros. No es obligatorio que sea un personaje, puede tratarse de un objeto como una carta o un evento catastrófico que provoque la llamada. No hay limitaciones para que varios heraldos promuevan el cambio en una misma historia, mostrando nuevos desafíos o rumbos por recorrer.

El mentor

El mentor es la persona sabia que guía al héroe, proporcionando consejos útiles. En ocasiones es un reflejo del potencial que puede alcanzar el héroe, una aspiración. Otras veces solo será un personaje cuyo encuentro arranque el velo que ocultaba las verdaderas causas de los problemas, otorgando al protagonista posibles soluciones a sus conflictos. El mentor es un héroe que ya ha recorrido su propio viaje. No se limita a un único personaje y puede tratarse de un enemigo.

El guardián del umbral

anton-fadeev-guardian-del-umbral
Ilustración de Anton Fadeev

El umbral es la frontera entre el mundo conocido y lo desconocido, en ellos el guardián impide el progreso y el héroe demostrará su valor. No hay límites para los guardianes: son los esbirros del enemigo, el aliado que quiere medir sus fuerzas, obstáculos en el camino o el pasado o los sentimientos que el héroe quiere abandonar.

El enfrentamiento con el guardián sirve para medir fuerzas antes de continuar por otros derroteros. Siempre encontraremos alguno antes de atravesar un umbral.

El bufón

Es un personaje que hace travesuras y proporciona alivio cómico. Suele acompañar al héroe en su viaje, a veces solitario, procurando humanidad, recordándole su procedencia. No es obligatorio que el personaje se limite a bromas, estamos hablando de un bribón o embaucador cuyo arquetipo principal es la picaresca.

El camaleón

thomas-blackshear
Ilustración de Thomas Blackshear

También es conocido como la figura cambiante, su rol transforma el rumbo de la historia. Es el arquetipo más complejo de todos, sirve para no dar descanso a los lectores, para mantenerlos en tensión y no saber qué ocurrirá a continuación. Son quienes acompañan al héroe para traicionarlos, los villanos que en realidad están del lado del bien o el bufón que finalmente se descubre como mentor.

El camaleón se muestra como una figura de desconfianza para preguntarnos qué trama en realidad. Su rol puede cambiar varias veces y no será hasta mucho más adelante cuando descubramos sus verdaderas intenciones. Cualquier personaje puede ser un camaleón siempre que sirva para sembrar la duda.

La sombra

Por último os presento al villano, la figura del mal que acecha en cada rincón del camino del héroe y este debe derrotar. Todo héroe que se ha entrenado y superado conseguirá derrotar a la sombra en el final de la trama. Representa las ideas contrarias al héroe, es una proyección de él si fracasa en su viaje, también es todo lo opuesto al mentor. La sombra puede contener las ideas del bien erróneamente interpretadas o contenidas en su interior.

Espero que os haya servido esta información, todavía me queda otro artículo para desarrollar el viaje del héroe. Comentad vuestra opinión y hasta la próxima.

@NeoToki0

El viaje del héroe: la teoría de las mejores historias

el-viaje-del-heroe
Ilustración de Dominik Mayer

Seguramente hayáis escuchado sobre el viaje del héroe como patrón narrativo, un recurso utilizado por sagas famosas de gran éxito en la literatura y en el cine: el Señor de los Anillos, Harry Potter, Star Wars o Matrix, son algunos ejemplos. Se trata de una estructura por etapas idénticas en casi todo libro o guión de película de renombre. Los patrones pueden ser literales o mostrarse mediante símbolos. El mito del héroe es un arquetipo capaz de resonar en el interior de las personas, provocando sentimientos de afinidad, una conexión que nos hace querer ser como los héroes o las heroínas de nuestras historias favoritas.

Con este artículo os invito a conocer los principios del viaje al que no solo recurren los protagonistas de los cuentos. Se asemejan a los retos que enfrentamos cada uno de nosotros a lo largo de la vida. Es un camino de autodescubrimiento, lleno de sombras y pruebas, que nos premiará con conocimientos y habilidades para superar las dificultades de escritores nóveles. Ya has recibido la llamada, ahora es tu decisión atravesar el umbral hacia lo desconocido o resignarte a permanecer en tu zona de confort con el resto de las personas corrientes.

El héroe de las mil caras

El viaje del héroe o el monomito es una teoría de Joseph Cambell sobre la estructura que componen las historias más célebres a lo largo de toda la cronología de la humanidad. Tras un elaborado estudio, dedujo que todos los relatos épicos que han existido en las diferentes culturas siguen una serie de patrones similares, unas características que comparten las leyendas, cuentos populares o mitos recogidos en las religiones. Algo que llevó a pensar a Campbell que todos los héroes son la misma persona, la representación del ser humano. El héroe es una proyección de nosotros. El camino del héroe es una imagen de los problemas que afectan a las personas.

Los hombres y mujeres sentimos la llamada del mito para integrarnos en el cosmos, para entender la realidad que nos rodea y el sentido que ocupamos dentro de él. Los mitos son una forma primitiva de dar sentido a nuestra existencia. Por ello, las historias tienen una gran importancia dentro de todas las culturas. Con ellas transmitimos sentimientos, adquirimos sabiduría con las moralejas y las religiones explican los orígenes del mundo.

El viaje del héroe consta de tres etapas repetidas en las distintas culturas: la Separación, la Iniciación y el Retorno. Es un viaje cíclico, una vez terminado volvemos al punto de partida con una perspectiva superior y vuelve a repetirse. Cada una de las partes sirve de referencia para  definir una novela épica con mejores detalles que la estructura narrativa clásica. Pero además de funcionar en una historia de fantasía, ciencia ficción o aventura, sirve de manera simbólica para cualquier género literario que se nos ocurra.

La Separación

Es el punto de partida, el inicio donde descubrimos el mundo conocido por los personajes. El héroe recibe una llamada a la aventura y abandona su zona de confort. El lugar que le proporciona seguridad. Se adentra hacia un lugar desconocido, a nuevos territorios inexplorados.

La Iniciación

Una vez aborda en el mundo desconocido el héroe sufre una iniciación, es decir, adquiere una serie de habilidades y conocimientos que le harán crecer como individuo. Para obtener dichas habilidades superará una serie de pruebas y enfrentamientos que sacarán el poder latente que guardaba.

El Retorno

Tras sufrir la ascensión vuelve al punto de partida. Este regreso puede ser simbólico. Compartirá los nuevos conocimientos con los demás y superará los problemas que le impulsaron a marcharse en un principio.

¿Por qué es tan eficiente el viaje del héroe?

Por algo tan sencillo como la empatía, nos sentimos identificado con el héroe. Es un viaje que todas las personas realizamos continuamente en la vida. Cuando pasamos de la niñez al estado adulto cruzamos un umbral a lo desconocido para crecer como individuos. Si viajamos a otra ciudad o país por obligaciones laborales. Al emprendemos nuevos proyectos. Cuando sufrimos algún problema o enfermedad grave. Nosotros somos los héroes y las heroínas, esta es la verdadera razón de la eficacia del viaje del héroe. Incluso lo vemos en psicología por su potencial para despertar el yo interno.

Quiero remarcar un detalle, utilizar el arquetipo del héroe no provocará que el libro que pretendes escribir se convierta en un éxito rotundo. Dependerá en gran medida de vuestro trabajo como autor y lo bien que apliquemos las habilidades adquiridas.

Aquí termina esta primera parte, la introducción al monomito. Para los que pretendéis ahondar en el tema os parecerá poco. No os preocupéis, tengo preparados dos artículos más, un segundo sobre los roles que debe contener toda buena novela y un tercero donde detallo las etapas del viaje, con información muy interesante.

Recordad que tenéis los comentarios para cualquier duda o sugerencia, aunque muchas de ellas las resolveré pronto. Pasaros por mis redes sociales y si os ha gustado compartid el contenido, ayuda mucho para continuar escribiendo textos parecidos. Un saludo.

@NeoToki0