Causas del bloqueo o falta de inspiración

bloqueo falta de inspiracion
La llave para la falta de inspiración está en nosotros

Para vencer el bloqueo creativo o la falta de inspiración lo mejor es conocer las causas que lo provocan, al ser conscientes del origen podremos salir de este bache. La falta de inspiración es uno de los grandes problemas de los escritores nóveles, e incluso de los autores más experimentados. Falta de ideas, pérdida de originalidad, desgana. El papel en blanco nos abruma, aunque el verdadero enemigo somos nosotros reflejados en forma de prejuicios.

Sentimiento de vacío

Sentirse vacío es creer que las ideas que tenemos en mente no aportan nada, pensar que a nadie le interesa lo que contamos. Con una actitud negativa sobre nuestras ideas o habilidades narrativas ni siquiera hace falta ponernos delante de una hoja en blanco para sentirnos bloqueados, habremos perdido antes de proponernos escribir.

Hay quienes ven esto como una excusa y ciertamente lo es, una excusa que proyecta nuestra mente ante el esfuerzo de escribir. Los pensamientos tratarán de confundirnos para realizar tareas más satisfactorias a corto plazo, más sencillas.

Pánico a exponerte

Tener miedo al qué dirán de nuestros textos es otra razón que a la larga repercute en el bloqueo. Quizás en un principio escribamos pero al negar su exposición a los demás provocaremos un estado parecido al explicado en el apartado anterior.

Evitar que los demás lean nuestras historias, normalmente, se debe a un sentimiento de vergüenza. Vergüenza por creer que escribimos de forma mediocre o porque tratamos temas controvertidos o poco éticos.

Abusar del perfeccionismo

Querer que todo lo escribamos esté perfecto en el primer borrador. Trabajar porque cada oración sea original y transmita, que las palabras sean variadas y suenen bien, sin faltas de ortografía o gramaticales. La corrección y revisión siempre deben realizarse tras terminar el borrador. Lo mismo ocurre con tratar de documentarnos a cada momento.

Si a cada párrafo que escribimos, a cada oración o palabra, nos dedicamos a releer y corregir nunca terminaremos el proyecto. Nos estancaremos revisando puntos anteriores sin avanzar en lo más importante, acabar el borrador.

Utilizar la lógica

Aunque suene paradójico, la lógica puede mermar la creatividad. La necesidad por escribir en orden cronológico, desde el principio hasta el final, conduce a bloqueos. Quizás al principio necesitemos escribir siguiendo un orden, pero una vez habituados a la escritura podemos romper las normas.

La escritura como todo proceso artístico, y creativo, puede adaptarse al estilo de cada uno. La flexibilidad ayuda a moldear el contenido. Empieza por el final y escribe momentos intermedios. Si un pasaje se atranca trabaja un capítulo diferente, ya volverás en otro momento.

Lectores cero erróneos

Un público inadecuado no apreciará el contenido. Utilizar como lectores cero a amigos y familiares no habituados en la lectura, o que no dispongan de un buen pensamiento crítico, nos proporcionará una opinión positiva y sin dureza que contrastará con el público en general. Tampoco sabrán aportar soluciones en el caso que nos cuenten los aspectos negativos.

Soluciones al bloqueo o falta de inspiración

Practica la escritura: Aquí te dejo algunos ejercicios creativos para escritores.

Escribe lo que te apasione: busca un tema que te guste y donde te sientas a gusto. Escribir es un proceso duro, si nos presionamos más de lo debido nos frustraremos. Los frutos de escribir llegan a largo plazo y todos tendremos errores, mejor aprender de ellos que utilizarlos como excusa para abandonar.

Escribe sin corregir: pero solo hasta terminar el primer borrador. No permitas que las ganas de dejar el texto impecable entorpezcan tu labor. Vomita todo el contenido de tu cabeza y una vez acabes dedica el tiempo a corregir, reescribir, recortar, añadir y documentarte.

Rompe con la lógica: escribe sin orden establecido, desde el final hasta el principio o dando saltos entre la trama. No necesitas escribir los capítulos cronológicamente. Pero para no perdernos dentro del caos, organiza la historia antes de escribir. Utiliza una escaleta a modo de mapa para saber todo lo que ocurrirá de antemano y escribir en cualquier orden.

Busca el público adecuado: como lectores cero lo mejor son otras personas que escriban, que conozcan la lengua. Ellos saben mirar desde un ángulo objetivo los textos y ayudarán a mejorar el contenido aportando soluciones y nuevas ideas.

Espero que toda esta información os ayude a superar los bloqueos y a encontrar la inspiración. Si conocéis otras causas o soluciones a este problema utilizad los comentarios.

@NeoToki0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.